¿Es el Marketing Social un peligro?

0
357
¿Es el Marketing Social un peligro para nuestra empresa?
¿Es el Marketing Social un peligro para nuestra empresa?

Ahora que hemos arrancado un nuevo año, muchos empresarios en mayor o menor escala otean el horizonte del 2014 en busca de hallar un camino que les conduzca al éxito. En el aspecto de las Redes Sociales y del plan de marketing que seguir con ellas, es donde más dudas y menos conocimientos podemos encontrar a poco que preguntemos en nuestro propio entorno. Mucha preocupación que se resume en la pregunta que nos sirve hoy como título y tema principal: ¿Es el marketing social un peligro para nuestra empresa?

La respuesta a esta pregunta está llena de matices. En las redes sociales y el marketing que podemos seguir en ella la diferencia entre los beneficios y el partido a sacar y los detrimentos o el peligro que puede suponer de una mala experiencia es realmente abismal.

Podemos sacar mucho, muchísimo del social marketing. Estar bien preparado para soportar una exhaustiva comparativa con toda nuestra competencia a golpe de un clic de ratón por cualquiera de nuestros clientes potenciales es sin duda la mayor de las virtudes. A través de las redes sociales puedes curiosear en qué hace tu competencia al igual que ellos curiosearán tu propia empresa.  Con esta práctica podrás no sólo ver qué hacen bien sino mejorarlo en tu propia empresa.

Pero dejemos la competencia para centrarnos más en nuestros objetivos: Los clientes. A todo cliente le gusta ver nuestra empresa en su red social favorita y ver no sólo lo bien que hace las cosas sino la felicidad que desprende al compartir su actividad orgullosamente en las redes. Todo esto siempre deberá llevar como objetivo intrínseco generar la necesidad de entablar una relación con nosotros a través de esas redes que más tarde se materialicen en una compra o un presupuesto.

Claro está que todo esto puede volverse en nuestra contra y es aquí donde se encuentra el mayor peligro del social marketing. Si nuestra empresa no es honesta y no hace las cosas todo lo bien que debiera, no será de extrañar que en un corto periodo de tiempo las redes corporativas de tu empresa empiecen a recibir críticas y mensajes que no harán más que dañar la imagen de tu empresa. Hay que recordar que las redes sociales son un espejo donde mirar el sentir de los clientes.

Otro gran peligro es el uso que nosotros mismos o nuestros empleados podamos hacer de las redes. Una declaración u opinión desafortunada quedará retratada en las redes manchando el marketing de nuestra empresa incluso más que nuestra imagen personal.

En definitiva, el peligro no está en el marketing social en sí, sino en hacer uso de él y adentrarse en él sin tener los conocimientos necesarios y sin valorar fielmente qué repercusiones negativas puede tener un mal uso del mismo.